Misa en 1878 para Difunta Correa, en un libro parroquial

Edmundo Delgado, profesor de Historia, rastreó los documentos de la parroquia de Caucete. Pero asume que falta tarea investigativa.
viernes, 23 de febrero de 2018 · 11:30

"La Difunta Correa y el Gaucho José Dolores, aportes para su estudio" es el título del libro que publicó Edmundo Delgado, profesor de Historia, en el que rastrea la primera misa oficiada por el alma de Difunta Correa y asentada en el libro de la parroquia Cristo Rey, de Caucete.

El documento busca ser prueba de la existencia de Deolinda Correa con la mención de su nombre 30 años después de cuando se habría producido su muerte. Sin embargo, mujeres de apellido Correa hubo y hay muchas. 

"En cuanto a las pruebas documentales, quien escribe revisó los archivos existentes en la parroquia de Cristo Rey, Caucete, y efectivamente en uno de los libros (que lleva el número 1 de expedientes matrimoniales) donde se inscriben los bautismos, casamientos de las últimas décadas del siglo XIX, existe una breve referencia, con algunas tachaduras en su escritura, donde se advierte que el sacerdote de la época anotó en una especie de borrador -anexado a las anotaciones nupciales y sin folio- una serie de misas por los difuntos, justamente en los registros pertenecientes al mes de noviembre del año 1878. Esto es porque según el calendario litúrgico católico se recuerda el día de los difuntos, jornada que tuvo mucho significado para los sanjuaninos de antaño. En ese escrito se anotó con letra difusa 'una misa por la finada Correa', junto a otros pedidos similares, por ejemplo 'por la finada Sofía'...Dicha hoja posee una anotación con letra que resalta y en sentido vertical que dice 'numeración irregular'. En la hoja siguiente, anotada con el folio N° 5 comienza la información matrimonial metódica con fecha 20 de noviembre de 1878, rubricada por el cura vicario Zoilo Ortiz".

Las investigaciones de Delgado comenzaron en la década del '80 cuando tenía a cargo la cátedra de Antropología y comenzó a investigar las devociones populares como El Carrerito, Difunta Teresa, Margarita Lima y otros.

"Al final me centré en la figura de la Difunta Correa, pero son aproximaciones y debo continuar investigando, yendo a los archivos. Yo me alimenté mucho de los conocimientos de Cristina Krause y trabajé en su cátedra haciendo trabajo de campo", dijo Delgado.

El libro reseña escuetamente el aporte de Rogelio Díaz Costa, de Horacio Videla (relato sobre el que se basó la versión de Lucy Campbell para la película), el oratorio, la tumba de Deolinda,  y versiones periodística de la década del '60.

"Para mí es un culto a las ánimas, es típico de la tradición católica rendir culto a los muertos de la familia y antiguamente era más fuerte. Desde niño escuché hablar de la Difunta Correa, que no existió o que sí, algunos católicos muy ortodoxos la criticaban, decían que era paganismo, y eso me dolía porque veía la devoción y el respeto que la gente siente por ella", dijo Delgado.

Comentarios