En el Cuarto Juzgado Correccional

Exclusivo: imputan de homicidio a un vecino del nene que murió atacado por los perros

Un juez apunta las sospechas contra el encargado de la finca donde vivía el pequeño con su familia. El hombre pidió la eximición de prisión.
martes, 08 de octubre de 2019 · 23:35

La justicia tiene en la mira al casero de la finca Los Abuelos de Marquesado por el brutal ataque de la jauría de perros que acabó con la vida del pequeño Sahir Peñaloza, el 4 de septiembre último. Le imputa el delito de homicidio culposo, dado que sería el dueño o que tenía esos animales en la propiedad. Él no quiere quedar detenido y ya presentó un pedido de eximición de prisión en el Cuarto Juzgado de Instrucción.

El primer sospechoso, y único por el momento, en la causa judicial en la que se investiga la trágica muerte de Sahir Jeremías Peñaloza es su propio vecino, identificado Juan Ochoa, de unos 50 años, señalaron fuentes judiciales. Este hombre es el casero de la finca en donde también viven el abuelo y la madre de niño fallecido. Apuntan contra Ochoa porque sería el dueño o, al menos, el que tenía esos 9 perros que atacaron a mordiscones e hirieron de muerte al niño de 2 años, cuando éste caminaba solo por la finca en horas de la siesta del 4 de septiembre pasado.

En principio se dijo que los perros eran callejeros y no tenían dueños; es más, la familia de Sahir no apuntó contra nadie. Sin embargo, las investigaciones posteriores y los testimonios, aparentemente, indicaron que Ochoa era quien daba de comer a esos perros o los tenía dentro de la misma finca. Eso lo puso en la mira del juez Ricardo Moine, primeramente, y después del juez Eduardo Raed –de los juzgados de Flagrancia-, que se alternaron y se pusieron al frente del Cuarto Juzgado Correccional que no tiene juez.

Fue el juez Raed quien en los últimos días ordenó citar a indagatoria a Ochoa, pero éste no fue localizado. La imputación en su contra es por presunto homicidio culposo, que es un delito excarcelable. Al parecer, el casero de la finca teme ir preso. Es por eso que un abogado se presentó al juzgado como su defensor y pidió en su nombre la eximición de prisión.

No se sabe qué va a pasar en el caso Sahir, pero hay antecedentes en el que procesaron al dueño de un perro Bóxer que atacó a un nene de 3 años, el 3 de mayo de 2015. Ese hecho sucedió en La Bebida, Rivadavia, y el niño sufrió heridas que le implicaron 30 puntos de sutura. Aquella vez identificaron a Oscar Díaz como el responsable del animal. La jueza Carolina Parra finalmente lo procesó por el delito de lesiones culposas en el Segundo Juzgado Correccional. Nunca pudieron llevarlo a juicio, dado que el hombre desapareció y no compareció en tribunales. El tiempo transcurrió hasta que la causa prescribió.