Fallo judicial

Procesaron a un golpeador por quitarse la tobillera electrónica ¿para ver nacer a su hijo?

Se trata de Franco Emanuel Guajardo, de 23 años, quien tenía prisión domiciliaria luego de golpear a su ex pareja y madre de su hijo.
martes, 08 de octubre de 2019 · 08:39

El hecho por el que se lo acusa ocurrió el pasado 17 de julio. Franco Emanuel Guajardo (23) cumplía una condena en su casa, en el barrio Valle Grande, Rawson, por haber golpeado a su ex pareja y ese día decidió arrancarse la tobillera electrónica para escapar de su casa donde debía permanecer cumpliendo lo que restaba de su condena.

De inmediato, los policías de la Comisaría 35ª y de Seguridad Personal, de la Central de Policía, realizaron media docena de allanamientos en distintos domicilios, pero no lograron dar con el prófugo. Y lo siguieron buscando, pero todo parecía en vano. Hasta el jueves 8 de agosto al mediodía que apareció como si nada en el primer piso de tribunales, justo en frente a los dos juzgados (Primero y Segundo Correcional) que pedían su detención.

Su propia ex pareja atestiguó que el muchacho había estado hablando previo a fugarse con ella para intentar recomponer la relación y más teniendo en cuenta que la víctima esperaba un hijo del golpeador. Según contó ante el juez del Cuarto Juzgado de Instrucción, Martín Heredia Zaldo, la mujer le dijo que si hacía las cosas bien iban a volver. Ese día del hecho la chica esperaba un hijo de Guajardo y, ante esa situación, el implicado decidió romperse la tobillera y huir de su vivienda para ir al hospital donde iba a nacer su hijo, declaró.

Otro testimonio distinto dio la madre del joven, quien afirmó que su otro hijo y hermano de Guajardo, enojado con el acusado le rompió la tobillera como una represalia. Este hecho había sido reconocido por el propio acusado, según expresó la mujer. El juez escuchó todas las testimoniales -inclusive la de los efectivos que lo buscaron- y decidió procesarlo por el delito de daño agravado por ser un uso de bien público. Además le otorgó algunas medidas cautelares como por ejemplo la prisión preventiva (volverá al Penal) y una fianza de $100.000 por haber roto la tobillera.