Caso de presunta mala praxis

Procesan a 4 médicos sanjuaninos por la muerte de una paciente psiquiátrica

La víctima fue una anciana que entró a una clínica psiquiátrica de Santa Lucía con una crisis por su trastorno bipolar y al cabo de un mes y un medio murió, supuestamente, por la mala medicación y atención que le dieron.
domingo, 18 de agosto de 2019 · 13:43

Cuatro médicos sanjuaninos fueron procesados por la muerte de una anciana que entró por una crisis a una clínica psiquiátrica, que días después terminó en la terapia intensiva de otro sanatorio con un grave cuadro de intoxicación, de deshidratación severa y neumonía y finalmente murió. La jueza que investigó el caso ocurrido en 2016 entendió que estos profesionales no le hicieron los análisis correspondientes, la medicaron mal y no tomaron recaudos cuando la salud de la paciente empeoró, indicaron fuentes del caso.

La mujer que perdió la vida fue Josefa Noguera, una abuela que padecía de trastorno bipolar. La jueza Silvina Rosso de Balanza, que hasta hace un par de semanas estuvo al frente del Cuarto Juzgado Correccional, calificó el caso como homicidio culposo y cargó la responsabilidad de esa muerte a los médicos Elcira Pedernera, Raúl Lépez, Lorena Bruno Correa y Exequiel Moreno, que en ese entonces se desempeñaban en la Clínica Psicopatológica Santa Lucía, en esta provincia, revelaron allegados al caso.

Las fuentes indicaron que la mujer mayor sufrió una “crisis maníaca” producto de su trastorno bipolar y sus hijos la internaron el 12 de octubre de 2016 en esa clínica psiquiátrica de Santa Lucía. En base a la historia clínica y los registros, supuestamente, la médica Pedernera la examinó y, supuestamente, sin realizarle ningún análisis de la función renal de la paciente, ordenó que le suministraran comprimidos de Ceglution 300 –que contiene litio- y otros medicamentos. Al día siguiente le indicó más remedios. Y lo mismo hizo el médico Moreno, que continuó dándole ese combo de medicamentos para bajarle la ansiedad y la agresividad, pero el 16 de ese mes la anciana comenzó con diarrea, explicaron. Según señalaron personas que siguieron el caso, en las jornadas posteriores la doctora Bruno Correa dispuso que le dieran otro medicamento para atacar la diarrea, pero supuestamente no contrarrestó el nivel de litio en sangre de la paciente, que para entonces estaba intoxicada.

Según explicaron, el litio que contenía uno de los medicamentos provocó una complicación en el organismo de la paciente y nadie la controló. También la habría atendido el jefe de los médicos, el doctor Lépez, pero tampoco evaluó el estado deteriorado de la enferma. Su salud empeoró por un cuadro de tos y flema persistente, además de la severa deshidratación.

El 22 de octubre de ese año, fallece un hijo de la paciente y los otros hijos fueron a buscarla para llevarla al velorio, pero la encontraron dopada, no podía moverse y apenas hablaba. Quedaron en volver al otro día, pero cuando regresaron estaba peor y le salía espuma verde por la boca, declararon los hijos. Si bien, posteriormente suspendieron algunos medicamentos, aparentemente ya era tarde. El 24 de ese mes, decidieron trasladar a la anciana al Instituto Médico San Juan e ingresó directamente a la terapia intensiva con un cuadro de intoxicación medicamentosa, neumonía, infección urinaria y deshidratación severa, explicaron fuentes del caso. La mujer nunca se recuperó y falleció el 23 de noviembre de 2016.

Para la juez Silvina Rosso de Balanza se estableció que los médicos supuestamente actuaron de manera imprudente y negligente dado que suministraron medicamentos sin haber evaluado los efectos contraproducentes, no la controlaron ni tampoco aplicaron a tiempo un tratamiento adecuado y cada uno, desde su rol, contribuyó sin querer en el deterioro de la salud de la paciente que finalmente falleció.

El caso es muy complejo, pero la magistrada entendió que los cuatro médicos tenían responsabilidad en la muerte de Noguera y los procesó por el supuesto delito de homicidio culposo. Otro médico obtuvo la falta de mérito. El dictamen todavía no está firme, por lo que puede ser apelado.

Comentarios